Veintiuno Doce nace entre amigos y colegas, psicólogos, acompañantes, aficionados a la gráfica, a los medios plásticos, audios y visuales; un encuentro producto de estos recorridos y una apuesta en relación a la clínica.

Casa de Acompañamiento

Veintiuno Doce nace entre amigos y colegas, psicólogos, acompañantes, aficionados a la gráfica, a los medios plásticos, audios y visuales; un encuentro producto de estos recorridos y una apuesta en relación a la clínica.

Hace algunos años, hacia fines de 2008 sólo contábamos con la posibilidad de pensar y hablar de esto, de nuestra práctica y del trabajo en dispositivos de salud mental y en los efectos e implicancias que esto tenía. La inquietud de trabajar en las condiciones que pensábamos y sosteníamos cotidianamente, y el modo en que podría producirse una acogida a una demanda singular en un espacio colectivo. Todos movimientos que iban a ir perfilando la construcción de una propuesta singular organizada a modo de éste dispositivo.

Es así que Veintiuno Doce abre sus puertas a la comunidad como una Casa de Acompañamiento Terapéutico el día 13 de Abril de 2011 en Barrio Caseros. Barrio histórico de Córdoba, muchas veces olvidado por la sonoridad de su gran vecino colindante: Alto Alberdi, pero agradecido de su camaradería.

En un paisaje de casas viejas y arboledas, uno se cruza a diario con infinidad de vecinos “históricos”, nada ajeno a nosotros y a nuestra casa, situada en el corazón del barrio, en la calle Ángel Suarez al 413. Es que somos parte de este particular paisaje y como tales respondemos por el mismo, seguramente con alguna de tantas viñetas.

En relación a su arquitectura y sus espacios diremos que la casa tiene un jardín adelante y otro atrás, sumándose al paisaje plantas y pequeños árboles que le dan un aire

muy particular al lugar. La edificación presenta en su ingreso una amplia galería techada con enormes ventanales que la inundan de luz dando tonalidades muy cálidas a todos sus ambientes, ya que estos se encuentran en la misma.

La casa posee cinco ambientes bien definidos donde acontecen diversas actividades durante la semana. El taller gráfico y cuarto de revelado funcionando en la primera sala, una radio on-line y estudio de grabación funcionando en una segunda sala. El centro de la casa y su cocina donde acontecen varios de los talleres y actividades de la vida cotidiana, y el consultorio situado en la última sala de la casa.